miércoles, 12 de noviembre de 2008

cuando pa' san pedro me voy

camino apurado por lugares turbulentos
y eso me impide apreciar la belleza de tus calles
¿es qué tendré que recurrir a la violencia?

¡pardiez, vive dios, un puñal por la espalda!

y ahora si
últimos segundos

estrellas smoggeadas
un ave parda sobre la acera

el perro que se me acerca
huele sangre
huele fin

ojos oscuros
insondables
sin redención

me muero, mi amor,
sin decirte adiós

(cierro los ojos) siento tu palma sobre la mía, cálida
tu respiración cercana, tu boca húmeda

(abro los ojos) gracias a dios que duermes,
lejos de esta noche primaveral y esta sangre que se acumula a mi costado

santo tomás hundió su lanza en mi duda
y me desangro de pura desidia

0 comentarios: