lunes, 17 de noviembre de 2008

Pronunciamientos




Nos hacen hablar de amor, para que no nos acordemos de lo otro. Me gusta el amor, pero no puedo sino sospechar de tanto dulzura flotando en el aire.

¿Qué es lo que no quieren que sepamos?

Sí, queridos míos, ya sabemos que nos están engañando. Tanta mercachifle dando vuelta, tantas palabras regastadas, tanto pensamiento inútil.

La cuestión es simplísma. Te gusta alguién, se lo decís y listo. O no. Next! (dijo the soup nazi).

Hablemos de lo importante. Si me quedo o si me voy. Si vengo o me estoy yendo.

Y un fantasma recorre Europa. El de los escritores esos que pensaron que lo que hacían servía para algo más que adornar anaqueles y producir crítica de la crítica. Crítica al cuadrado.

Quiero cambiar el mundo, dicen unos. Los humanistas que nos tratamos mal, que la violencia es mala. Ni hablar de economía, que es para estupidos (¿no Clinton?). Y menos de educación o clases sociales. Yo quiero tener un millón de amigos, y si se parecen a mi mejor.

Love!

0 comentarios: