lunes, 27 de julio de 2009

sueño sueñito sueñazo


sueño de los justos
sueño de irse a dormir a deshoras
cuando el sol sale
cuando todo revive

día de festejos
pirotectnia y otras luces
empañan mi cielo diáfano
mi cuerpo oxidado

viendo todo a traves de ojos empequeñecidos
por el humo, la mala comida y los usos
juego a que me fui y no volví jamás

amo y maestro de la destrucción
de lo no correspondido y de la duda como forma
lanzo por los aires todo aquello que paso

lunes, 20 de julio de 2009

trance frenético




arrodillado ante mi dios particular, en trance frenético:
un ardor particular clama por venganza
vidrios clavados me acercan a tu pubis
mientras bailas en la oscuridad de tu canción

juego con fuego, no tengo secretos
me confieso, me confieso
bolas en el aire que mantengo como puedo
(y apenas puedo, apenas)

el viento es como es
va y viene y siempre se va
la lluvia a rafagas, muy espaciadas
moja todo, los dos empapados

dicen que cuando el río suena...
y sin embargo no llegamos, no llegas
las margenes cada vez más lejos
y a nadar, a nadar

juego con fuego, no tengo secretos
me confieso, me confieso
bolas en el aire que mantengo como puedo
(y apenas puedo, apenas)

domingo, 5 de julio de 2009

nota al pie

cuando escribo estoy escuchando canciones que dicen presente en mis letras. y todas ellas (mis letras) tienen una melodía implicita. escribo poesía cuando el ánimo no soporta la presión, y la ansiedad me impide el párrafo. escribo poesía porque música no se.

la distancia es pésima compañía


dios santo, ¡nada tiene sentido!
cuando me besás siento mi corazón estallar
lágrimas se pierden
y me aferro sin que te des cuenta

esta es una ciudad gris y molesta consigo
conveniente para caminar
santa fe no es la misma contigo
y el congreso y sus rejuntes humanos nos sonríen, atontados

el mundo es una canción
todo toma color con tus ojos, mi amor,
y mi destino, que es de furia, se aplaca,
nos mira y asiente: está tranquilo

la distancia destroza mis ansías, mi pulso flaquea (más):
siento tu mano sobre mi espalda
y no, no quiero dormirme
(porque no quiero despertar)

mucho, mucho ruido


piojos que pelean hacia adelante
es estéreo escucho otra vez
mientras el árbol rejuvenece y pierde fuerza
y los machous de tanto desgañitarse se vuelven blanditos

un fitito viejo en el patio de mi casa
rengo de tanto pelearla
mientras el pelado de la vereda de enfrente
termina por barajar y dar de nuevo

y el negro quedo pálido de tan muerto
y apaga la luz, apaga la luz
que en el río no se ve, jamás se vio
de tanto nadar contracorriente

yo los veo pasar y me digo: - ¡que boludos!
pero de tan quieto, seguro que el boludo soy yo:
quiero escribir mi versión del asunto
para no olvidarme de aquél que ahora soy

el bocha está del mambo
a iván no lo conozco, ya llegará,
esos divididos por el horror de saberse irremplazables:
fuíste engañado, amigo, y si no sabés también

no hay vueltas, querido
de trastos nos rodeamos
hasta que la casa se llena
y no te deja vivir más

la vuelta


alguna vez fuiste
desarmada pero llena,
viva y rozagante (en tu franca decadencia)

dormías a cualquier hora:
papá trabajaba, mamá trabajaba
y los chicos cocinaban sol de por medio

terreno desigual
escenario furioso
de una vida que de tanto irse, se fue
aunque no quieras ni puedas

hoy estoy entre tus escombros
ni topadora te hizo falta (de tan vieja y honesta que sos)
solo el tiempo y el olvido
que provocan la desazón, la falta de dinero y la mala muerte

en este mundo de mierda
tristeza llena de desamor
ansiedades mal contenidas
telarañas y falta de ganas

jueves, 2 de julio de 2009

all I ever needed


hablás y me dejas sin aire
sólo en tus brazos encuentro todo

y no importa si el subte,
si la gente o si el clima,
sólo importas vos,
nosotros,
tus labios encontrando los míos,
separándose y volviéndose a buscar