lunes, 17 de agosto de 2009

ya nada será como antes


soporífera venganza de las horas
tu piel atragantada en mis entrañas
y una bruma que se abre paso entre los hechos,
pegando palos de ciego, queriendo estar despierto

te deseo
te tengo
no quiero
no puedo

hundo garras en tu ser
sangre acecha mis pies:
quiero olvidar todo, volver a nacer

amor
fuego lento
juego tenso
besos nuevos

duermo en inviernos oscuros
siento mucho
y entre tanto miedo
y agujeros y negro

0 comentarios: