jueves, 15 de octubre de 2009

resistiendo

cuando no estás me siento vacío
un vacío en el corazón
un ardor en los pensamientos
una idea de abandono que me sigue aunque no quiera

misterios de terrores nocturnos
golpes en el pecho
lágrimas mal contenidas

y veo una bola de nieve que no puedo detener:
una palabra, luego otra y todo se va acabando

mi vida, un despojo
planes en una arena que borra el mar enfurecido con alguien
se lleva lo que una vez trajo una noche de invierno

vinimos del frió y a él estamos volviendo
de a poco
para siempre

la resistencia es lo último que se pierde

2 comentarios:

Je! dijo...

si el presente es de lucha el futuro es nuestro...

aunque ver derrumbarse a mis castillos de arena cansa. Saludos