jueves, 3 de diciembre de 2009

pájaro en mano

contemplando la hipótesis del final
ya de aquellos lugares que una vez fui
me estoy yendo
de mañana, ahuyentando la humedad con las manos

el calor de tantas pieles que ya olvide
y vos sabes lo que me costo tanto aprehender
que todo fin es el comienzo
y el piano, furioso, de paez
golpea en mi cabeza
invocando todos los que fui y éste, el que por ahora

y si piensas que resigno todo por vos te equivocás
porque resignar es construir
y es imaginar y es renacer

morí una y otra vez
no quiero ser más fénix
ni ave de paso porque ahora estoy acá

1 comentarios:

Candela dijo...

Mira leyendo tu poema me acordé de este:

No te preocupes por el ayer:
ha pasado...
No te angusties por el mañana:
aún no llega...
Vive, pues, sin nostalgia ni esperanza:
tu única posesión es el instante.

Omar Khayyan (1040-1121)


Me sigue fascinando la facilidad que tienes para expresar en un poema tus sentimientos. Me sigues fascinando los poetas.

Saludos