martes, 23 de febrero de 2010

fotográficamente


me siento un fotografía
y entonces puedo observarme
despacio y sin entender:
frente a mi una taza, un libro, el morral (ja!, so leftist of me)

más allá un teléfono y la compu,
vidrio y tras él los que me acompañan

acompañar es, como dirían los ingleses, un understatement

¿qué vale más y qué menos?
¿qué lugar ocupa la taza aquí y no allá en la conformación de mi futuro?

estas letras son la zonsa manera que tengo de combatir el aburrimiento
ésta y el ejercicio de la memoria

estoy por alcanzar las treinta rotaciones alrededor del sol
y el nudo en el estomago se acrecenta

nietzche escribió que la mayor maldición del ser humano es la esperanza
tenía razón

yo espero que todo lo pasado tenga algún sentido,
que al final el tapiz forme una imagen bonita

y ésta, la que miro, una fotografía de la espera
y del porvenir

(23.13 - 25/01/2010)