martes, 23 de febrero de 2010

fotográficamente


me siento un fotografía
y entonces puedo observarme
despacio y sin entender:
frente a mi una taza, un libro, el morral (ja!, so leftist of me)

más allá un teléfono y la compu,
vidrio y tras él los que me acompañan

acompañar es, como dirían los ingleses, un understatement

¿qué vale más y qué menos?
¿qué lugar ocupa la taza aquí y no allá en la conformación de mi futuro?

estas letras son la zonsa manera que tengo de combatir el aburrimiento
ésta y el ejercicio de la memoria

estoy por alcanzar las treinta rotaciones alrededor del sol
y el nudo en el estomago se acrecenta

nietzche escribió que la mayor maldición del ser humano es la esperanza
tenía razón

yo espero que todo lo pasado tenga algún sentido,
que al final el tapiz forme una imagen bonita

y ésta, la que miro, una fotografía de la espera
y del porvenir

(23.13 - 25/01/2010)

6 comentarios:

Penélope dijo...

Epa, fecha clave....que raro debe ser cambiar de década, pero ya te debes venir haciendo a la idea hace rato....creo que la clave de todas las cosas es preguntarte si podrías haber hecho algo mejor. Con la información, la fuerza, las ganas y las posibilidades, podrías haber hecho algo mejor? Seguramente no...No sé qué esperas y qué dibujo tiene tu tapiz....pero vos sos quien lo tiene que dibujar....odio caer en lugares comúnes, pero el tema da para eso...
Un beso grande y buen comienzo de treintis...

Eugenio Rise dijo...

gracias... el cambio más grande es que ya no me importa encontrarme alguna que otra (muy pocas por suerte:) cana.

Candela dijo...

Vamos, vamos, te queda por dibujar, pensar, vivir, recordar... ¡todo!

Eres tan hermosamente joven que me da un poco de miedo leerte así, un poco solamente.

Te queda todo el tiempo, el que tú quieras pintar y recordar.

Besos a miles


P.D.: Mi tapiz, con alguna vuelta más alrededor del sol que tú, está lleno del color y el olor del mar, de las risas de un pequeño pirata, del azul de los ojos de mi hombre y mi hija, y del verde del Norte y d la música de Pasión Vega, y de lluvia, y de sol...

Cíclopa dijo...

Cuando comienzo la escritura ¿entro en mi propia muerte?
¿entro en mi propia vida?
Me apropio, muero.
Veo mi nacimiento,
veo cumplir-me años.
Letras: como ejercicio para la memoria.
Letras: alimento de un rumiante que digiere y expulsa para volver a remasticar y a redigerir.
Condenar a las letras a un terrible espacio en blanco, acomodar-me frente a la incertidubre que no se acaba plasmando una i-dea.(¿?)(pero es un movimiento, la resistencia, vida, flor de vida)
Redes y palabras dentro de una galaxia que agoniza.
Aun estamos siendo pensados.
Ninguna verdad pertence-permanece aun.
Espacios en blanco...

abrazos,

Cíclopa

Eugenio Rise dijo...

Ciclopa: No me gusta pensar que alguien nos "piensa", eso le quita dramatismo al asunto... aburridamente weberiano para mi gusto.